lunes, 7 de junio de 2010

PANDORA PEDAGOGICA

¿QUE SE LE PREGUNTA AL ESTUDIANTE? ¿CÓMO SE LE PREGUNTA? 
Cuando el objetivo no es obtener la mera respuesta del estudiante sino más bien estimular en él la concentración, la paciencia y la disciplina, es decir el enamoramiento por el conocimiento, entonces es necesario aprender a preguntar: primero a sí mismo, luego a un grupo piloto que puedas evaluar y por último, a los grupos con los cuales trabajas.
La primera condición nace de la planeación misma. La oportunidad no es cuestión de suerte, es el producto del estudio ordenado y de la aplicación de los resultados (ejercicio, prueba/error).
La segunda condición proviene del autoexamen del docente. Su proyección utiliza los elementos de carácter que han sido corregidos del trabajo pasado, los nuevos eventos se consolidan gracias a la preocupación por corregir los defectos de su carácter y las limitaciones técnicas, al igual que el aumento de capacidades surgidas del estudio permanente de sus aéreas de atención.
Todo maestro fue alumno. La consideración por el interrogante acertado no es más que la elongación del deseo de proseguir el interés por un tema, aunque ya se sepa mucho de él. El nuevo maestro debe preocuparse por transmitir su amor por el conocimiento y no tanto el conocimiento como producto, ya que el método dicta que es en la duda donde el estudiante se atreve a fabricar hipótesis de acción, lo que al final constituye el insumo de la relación entre el pedagogo, el conocimiento y el educando.
LA PEDAGOGIA DE LAS CIENCIAS SOCIALES Y EL DEBER DE INTERROGAR
En la educación superior existe a veces un exceso de motivación. Puede obedecer a un descentramiento filosófico, o a una estimulación inadecuada de los medios y/o los fines por los cuales se busca el conocimiento. En las Ciencias Sociales, muchos han construido tantas ideas preestablecidas que los nuevos fundamentos caen en vías viciadas de fondo y de forma, perdiendo su valor potencial de fundamentación y organización de los temas. La Epistemología es una ciencia vergonzante, muchos duermen mientras imparten la cátedra y se copian los trabajos, pues han perdido  el amor por la deconstrucción, han olvidado que las mejores edificaciones surgieron de planos diseñados muchas veces, sobre ideas que se corrigieron miles de veces, gracias al potencial de la interrogación sobre las razones de las cosas, acerca de los resultados y las ideas que solucionan problemas o por el contrario los agravan.
JOSE IGNACIO RESTREPO
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada